Una mirada al mundo de las letras us

Tu nombre será borrado del mundo

Para hablar de cuentos en la Costa Rica de hoy, es inevitable mencionar a Guillermo Fernández, no solo por su trayectoria, sino también por la calidad y complejidad de sus cuentos. Quien haya leído con anterioridad cualquiera de sus libros, sabe que va a la segura al adquirir cualquiera de las publicaciones recientes del autor de Babelia. En mi caso, este es el tercer libro que leo de Fernández y en ningún caso me he sentido estafado, como suele suceder la mayoría de las veces con la literatura de nuestros días.

No podría decir que este es su mejor libro, las comparaciones generalmente son injustas y odiosas. Si puedo decir que, en este caso, hay una homogeneidad en aspectos cualitativos bastante inusual: el lector se encuentra de principio  a fin con una serie de relatos bien logrados, con buen estilo y con temas muy variados que difícilmente lo harán caer en el aburrimiento o la monotonía.

Se trata de narraciones que involucran personajes cotidianos: en Cactus, el autor nos cuenta una historia muy común en el mundo de los negocios, que toma un giro muy realista y desemboca en un final inesperado. En esto de los finales inesperados Fernández es hábil y persistente, aunque en Los vengadores de Chapultepec, la segunda narración, el final, más que inesperado, podría decirse que queda abierto a la interpretación del lector. En El cazador, una pareja australiana se encuentra con un extraterrestre a quien rescatan de la muerte en el desierto y quien provocará en los protagonistas un cambio radical en su comportamiento con consecuencias nefastas al revelar sus intenciones de cazar terrícolas. La confesión narra la historia de Ismael, un judío que ha convivido durante décadas con los fantasmas de un pasado del que no se siente nada orgulloso y que encuentra, finalmente, una persona en la que confiar para desahogarse y descargar su conciencia. El duro trabajo de la apreciación estética cuenta las peripecias de un crítico de cine que, amenazado en su país, se ve obligado a emigrar a los Estado Unidos, en donde se ve obligado a trabajar en una morgue privada para subsistir. La historia da un giro nada convencional y termina siendo una aventura en la que el protagonista se convierte en presa de sus instintos. Tu nombre será borrado del mundo es un cuestionamiento a la ética de los fabricantes transnacionales de armas, para quienes lo importante es la efectividad del producto, más allá de los dilemas morales que su actividad implica. Recompensas es una historia singular en la que un retrasado mental se convierte en asesino y es juzgado como si fuera un monstruo. Luego de analizar su caso, una periodista logra descubrir con habilidad la verdadera historia. La última de las narraciones, La vida plagiada, es una extraña historia de coincidencias intencionales en que un escritor se ve perturbado al darse cuenta que un colega escribe historias basándose en detalles de su vida.

Hay en todos los cuentos del libro una tendencia marcada a los juegos mentales, en donde los personajes se enfrascan en férreas luchas sicológicas tratando de desenmarañar los dilemas que se les presentan. Las historias, en casi todos los casos, se desarrollan de forma inquietante y perturbadora para el lector por el estilo tan particular de presentar vicios, perversiones y hasta las frustraciones sentimentales de los protagonistas.

En esencia, se trata de narraciones altamente reflexivas y con un estilo claro y definido, y con la acostumbrada corrección y claridad en el uso del lenguaje que hemos apreciado en el autor desde que leímos Efecto invernadero. Es el producto refinado de un escritor que se ha especializado en ofrecer un producto que el amante de la literatura de alto vuelo pueda disfrutar desde la primera página hasta la última.

Complementado por una edición muy bien cuidada este libro, violento y profundo a la vez, se convierte en imprescindible para los amantes del cuento oscuro.

Nota: La imagen fue tomada de la página oficial del libro en facebook.


us