Una mirada al mundo de las letras us

El nombre de la rosa




Umberto Eco
 
 

 
 
1980
 
 

 
 
Editorial: Random House Mondadori, traducción.
 
 

 
 
I
 
 

 
 
"El nombre de la rosa", fue la primera novela que escribió Umberto Eco. Publicada en 1980, se convirtió rápidamente en un éxito de público y crítica. Ha sido catalogada de múltiples modos; crónica medieval, novela policíaca, alegoría narrativa..
 
 

 
 

 
 
Como novela abierta, cuenta con varios niveles de lectura, los cuales pueden ser disfrutados según la sagacidad y los conocimientos del lector.
 
 

 
 
La historia puede analizarse desde dos perspectivas, la primera sería la interpretación textual de lo que se lee como una trama común y corriente, con todas las intrigas inherentes a la novela criminal; y por otro lado bien puede, o debería, ser analizada desde su contexto histórico y filosófico.
 
 

 
 

 
 
II
 
 

 
 
El primer nivel de la historia puede explicarse mediante un breve resumen:
 
 
La novela narra las acciones detectivescas de Guillermo de Baskerville, antiguo inquisidor y fraile franciscano de nacionalidad inglesa, y su inseparable ayudante Adso de Melk, proveniente de Alemania.
 
 

 
 
La acción se sitúa en una abadía benedictina ficticia del norte de Italia. El lugar es famoso por su biblioteca con rigurosas normas de acceso. El bibliotecario, Jorge de Burgos es ciego y muy viejo.
 
 

 
 
En medio de los preparativos de una reunión entre representantes del Papa y de la orden franciscana, comienzan a sucederse una serie de crímenes misteriosos, a los cuales Guillermo debe encontrar respuesta, pues para eso fue enviado al sitio.
 
 

 
 
El móvil de los asesinatos parece ser un libro de la Poética de Aristóteles que reconoce el sentido del humor como medio de llegar a la verdad.
 
 

 
 

 
 
III
 
 

 
 
La otra historia, más profunda e interesante, nos narra el choque que en un determinado momento histórico, se produce entre dos formas de pensar y de gestionar la fe. Por un lado, el teocentrismo encarnado por Jorge de Burgos y la vida opulenta de los representantes papales, y por otro el método científico y la pobreza como modo de vida franciscana.
 
 

 
 
Los personajes principales se apoyan en referentes literarios y filosóficos que el lector promedio podría desconocer y hasta podría sentirse apabullado por tantas referencias y citas textuales de uno u otro pensador de la época o anterior a esta. Conocer dichos cimientos que construyen a los personajes, se considera un nivel de profundidad superior, a la hora de interpretar la narración. 
 
 

 
 
Es una novela escrita con elegancia, bien estructurada y estudiada. Se nota un arduo trabajo previo y estudio detallado de la forma de vida de finales de la Edad Media por parte del autor.
 
 

Hemos de decir, en honor a la verdad, que por momentos la acción se torna lenta y resulta un poco cansado leer algunos diálogos en los que los protagonistas se centran en citar y citar a personas de las que ni siquera sospechaba que hubieran existido. A veces pareciera que los presonajes no tienen la capacidad para pensar y expresar ese pensamiento, y se dedican a repetir una y otra vez lo que otros dicen para darse a comprender y para convencer a otros de lo que piensan.

us