Una mirada al mundo de las letras us

El caballero de la Casa Roja, A. Dumas


Mundo Cultural, la nueva casa del arte y el entretenimiento.



El Caballero de la Casa Roja (Le chevalier de la Maison Rouge, Alejandro Dumas padre), comúnmente titulado en español como "El Caballero de la Maison Rouge", se publicó como continuación de la novela "La Condesa de Charny". Confieso que aún no he leído este, y que la lectura de El Caballero de la Casa Roja se dio por pura casualidad: estando de visita en casa de unos amigos me lo encontré mal puesto y, como tengo la manía de leer todo lo que llega a mis manos y como, además, es un libro relativamente corto si se compara con otros de Dumas, como El Conde de Montecristo, por ejemplo, pues no tuve más alternativa que leerlo. Por otro lado, fue solo cuestión de empezar a leer para quedar encadenado a su trama. Un par de días fueron suficientes para acabar de devorar sus páginas, deteniéndome apenas lo suficiente para no pecar de maleducado con mis anfitriones, y para esas necesidades básicas impostergables e inevitables. 
Se dice que El Caballero de la Casa Roja no es tan emocionante como su predecesora. Esto no hace más que excitar mi mente y despertar mis ganas de conseguir a la Condesa, y poder comprobar si lo que se dice de ella es cierto. Habrá que ver.
El Caballero de la Casa Roja es una novela de acción vertiginosa, de lectura rápida por su estilo y su entramado de intrigas y conspiraciones, lo cual hace que al lector le resulte difícil desprenderse de su lectura. 
Los protagonistas principales son dos jóvenes militares franceses de los días de la revolución, republicanos y amigos íntimos, quienes se consideraban casi como hermanos: Maurice Lindey y Maximilien Lorin.
Una noche Maurice, teniente de la Guardia Nacional, le presta ayuda a una desconocida que era arrestada por no tener su certificado de civismo; Maurice le conduce hasta donde ella se lo pide y promete además no buscarla; con sólo verla una vez queda tan impresionado de su belleza que no puede negarle nada y la deja marchar. 
Posteriormente el protagonista hace todo lo posible por reencontrar a la dama, y cuando lo logra se convierte en su amigo íntimo y confidente, enamorándose de ella, que junto a su marido le utiliza para intentar liberar a la reina María Antonieta, la cual se encuentra prisionera, al igual que su familia. Por otro lado, el caballero del título hace todo lo posible también por liberar a la reina, ofreciendo su vida y fortuna por ello. Al final, la historia deviene en un final trágico para los protagonistas, inesperado tanto para ellos como para la mayoría de los lectores.
La novela está inspirada en las comunicaciones entre el marqués de Rougeville y María Antonieta, y según algunos biógrafos de Dumas, la intención de éste era titular la novela "El caballero de Rougeville", aunque debió cambiarle el nombre posteriormente debido al reclamo de un descendiente del susodicho.
Este capítulo de la historia francesa es conocido como el affaire del clavel, debido a que los mensajes que el marqués de Rougeville le enviaba a María Antonieta iban escondidos entre los pétalos de estas flores. 
Se sabe que esta novela fue escrita con la colaboración de Auguste Maquet, al igual que muchas de las obras de Dumas. 
Una lectura emocionante, de esas que capturan por su acción trepidante y que, además, se muestra libre de toda intención moralista o de cualquier tipo que no sea entretener al lector, contrario a otras del mismo autor o de la misma época. Buena y recomendable, definitivamente. 


us