Una mirada al mundo de las letras us

El Hobbit, J.R.R. Tolkien




El Hobbit se enmarca dentro de lo que se conoce como "narrativa fantástica", es obra del escritor británico John Ronald Reuel Tolkien, quien nació en 1892 y murió el 2 de setiembre de 1973.

Esta obra es parte de una gran saga, continuada por "El Señor de los Anillos" y precedida por "El Silmarillion". 
Aquí Tolkien nos cuenta la historia de Bilbo Bolsón, un hobbit que vive en La Colina, en Hobbitton, y quien recibe la inesperada visita del mago Gandalf, que lo elige para una cruzada junto con 13 enanos, cuyo líder es Thorin. El grupo se lanza a la aventura, en busca de un tesoro custodiado celosamente por el temible dragón Smaug.
La razón del viaje es distinta para cada personaje. A Thorin lo mueven las ansias por recuperar el tesoro de su familia y la sed de venganza, ya que el dragón siglos atrás mató a gran parte de su pueblo, se adueñó de la montaña y las tierras de los enanos y habita el palacio que antes fue de su familia, y para Bilbo es, más que nada, un viaje que despierta su espíritu aventurero y peregrino.

El libro está escrito mayoritariamente en prosa, con algunos pasajes en verso, lo cual se puede observar en los cantos de los distintos pueblos y razas que los aventureros encuentran a su paso, como los trasgos, elfos y humanos.
Además, su lectura varía entre ágil y lenta, deteniéndose por momentos en detalles aparentemente nimios, pero que a lo largo de la historia van tomando más importancia, como por ejemplo los sentimientos de Bilbo Bolsón, que va cambiando su personalidad hasta convertirse en un hobbit totalmente distinto al que era en el comienzo.

Una historia de lectura rápida y fluída, contada de forma muy sencilla y que logra enganchar desde un comienzo al lector, aunque los que empezaron por leer El Señor de los Anillos encontrarán inferior en intensidad, emociones y en complejidad. Hay quienes dicen, incluso, que parece una historia narrada para niños, y no están muy lejos de la realidad ya que, en un principio, Tolkien se inventó la historia y los personajes para entretener a sus hijos. 
Sin embargo, no se puede negar que es una historia entretenida y divertida, recomendable para quienes apenas empiezan a descubrir el amplísimo mundo de la literatura fantástica. 

El gran mérito literario de Tolkien en El Hobbit es el haber dado forma en esta novela a toda una gama de nuevos seres fantásticos, que harán las delicias de los amantes del género en épocas posteriores, y que devendrían en una inmensa fuente para los realizadores de cine. 
Cualitativamente, esperábamos un poco más, aunque deja un buen sabor y satisface su lectura.

us